Sencillos ñoquis de papa

Cocina unos deliciosos ñoquis de papa. Lo bueno es que se elaboran con pocos ingredientes y, además, ¿qué mejor que deleitarse con una rica pasta casera?


Ingredientes:
200 gramos aprox. de puré de papas
200 gramos aprox. de harina
1 huevo
Sal
Pimienta

Preparación:
Para empezar, prepara el puré de papas. Coloca agua en una olla y alli cocina cubitos de papas peladas hasta que estén blanditas. Deshaga los cubitos de papa con un poquito de mantequilla y sal, evitando que queden grumos.
Deja enfríar. Es importante no usarlo caliente porque de ese modo precisas más harina para alcanzar la textura deseada y luego los ñoquis resultarán duros.

En la receta hay una cantidad estimada de harina y puré porque, en realidad, para esta receta no hay una cantidad precisa. Usa como unidad de medida el volumen. Es decir, que a ojo colocas la misma cantidad de puré que de harina.
También podrías tomar una taza o un recipiente como unidad de medida.

Para comenzar a preparar los ñoquis, coloca el puré de papas en el centro y la harina alrededor.
Realiza un pequeño hueco en el centro y ubica alli el huevo, la pimienta y la sal.
Incorpora la harina al huevo y el puré. Es un detalle importante que la consistencia del puré sea espesa para poder manipularlo cómodamente y no requiera demasiada harina.
Si precisaras más harina, agrega de a poco para no excederte y cuidar que la masa no quede dura y seca.
Amasa un poco hasta obtener una masa homogénea como la que muestra la foto. No debe pegarse a las manos, pero tiene que resultar húmeda al tacto.
Toma trozos de masa y estira cilindros de 1 cm de espesor aproximadamente. Luego corta cuadraditos de 1 cm con un cuchillo o con la parte chata del cornet.
Ahora llega el momento de darle la forma característica a los ñoquis. Hay marcadores especiales para realizar dicha tarea. De un modo casero, lo haces con un tenedor, rodando el cuadradito de masa y haciendo una leve presión con el dedo gordo mientras desplazas el ñoqui para que copie la forma.
Si están muy frescos, se pegarán durante la cocción. Si no son para consumir en el momento, los mantenemos en un envase hermético en la heladera.
Espolvoréales un poquito de harina y pon a hervir el agua para cocinarlos. Vuelca los ñoquis; solo tardarán 1 o 2 minutos en flotar y estarán listos para escurrir y servir.

Agrégales mantequilla, crema, o alguna salsa y mucho queso rallado...  Y listo!


4 Comments

dfgdfgdfg